arquitectura popular española
Las claves del Románico. El Duero. Capítulos 01 a 06.

Serie documental emitida por TVE, dirigida y presentada por el arquitecto y dibujante español José María Pérez González, Peridis. Treinta y tres episodios de media hora emitidos en tres temporadas. La primera, de 2002, dedica sus trece episodios al valle del Duero; mientras que las otras dos, de 2006 y 2007, dedican sus diez episodios a la península ibérica. La serie cuenta con la colaboración del Centro de Estudios del Románico de la Fundación Santa María la Real. 
Capítulo 01. Introducción al Románico.
 
El término "románico", utilizado para designar el arte que se desarrolla entre finales del siglo X y el siglo XIII en el centro y suroeste de Europa, fue propuesto por primera vez en el año 1824 por el arqueólogo francés De Caumont.
Capítulo 02. Los monasterios románicos (1ª parte)

Los monasterios fueron durante los siglos del Románico los principales impulsores del nuevo arte.
Capítulo 03. Los monasterios románicos (2ª parte)
 
Segundo programa dedicado a los monasterios románicos en el que se enseña como era la vida monástica y como eran los espacios en que se desarrollaba.

A través de los monasterios que mejor se han conservado se visitan salas capitulares, claustros, dormitorios, cocinas, molinos, iglesias y huertos en los que los monjes hacían su vida cotidiana.

Capítulo 04. El Románico y la repoblación.
 
La característica más sobresaliente del arte románico es su ruralidad.

Las llamadas tierras de nadie situadas al norte del río Duero fueron repobladas durante los siglos XI y XII por cristianos del norte de la península, de Portugal y de Francia.
Capítulo 05. La ciencia, el saber y la espiritualidad.

La aportación más importante de la espiritualidad románica fue la creación de un código moral sobre el que poder levantar un nuevo orden social, una nueva sociedad: la cristiana.
Capítulo 06. La inseparable compañía del diablo.

El diablo viene a ser un enviado de Dios para poner a prueba la fe del cristiano. En estos siglos en los que la Iglesia está estableciendo un nuevo código moral para unir a los cristianos, la función del diablo y los castigos del infierno serán ejemplares.

Los monjes y los artistas del Románico llevan al pergamino y a la piedra la Palabra del Antiguo y Nuevo Testamento. A la hora de plasmar al diablo y sus castigos, sus representaciones están influidas por el arte bizantino y árabe.