arquitectura popular española
Caminos. Ponte Taboada sobre el río Deza. Silleda, Pontevedra. 

Construido sobre el río Deza en el año 912, fecha que figura en una inscripción realizada en una roca cercana. Une la parroquia de Taboada, del municipio de Silleda, a cuyo término municipal pertenece, y la de Prado, del municipio de Lalín.
Arco del Puente Taboada
Puente Taboada Silleda
Tramo de calzada previo al puente de Taboada viejo, en el margen derecho del río Deza. Un antepecho de las mismas características que el existente, más adelante, en el propio puente sirve de protección a caminantes y ganaderías.
Vista del arco del puente, apoyado sobre dos grandes piedras en un punto donde se estrecha el cauce del río y sumando su propia altura a la de éstas. La vegetación cubre actualmente gran parte de los sillares del puente, 
Puente Taboada. Arranque del arco
El puente de Taboada Viejo, equivocadamente llamado romano, es un puente románico que pertenecía al camino real que unía a las ciudades de Santiago y Orense. Sustituyó con seguridad a anteriores puentes construidos sobre el mismo punto, probablemente de madera, de los que tomó el nombre (Pons Tabulata) Quedó sin uso al modificarse el trazado de la carretera en la segunda mitad del siglo XIX y construirse el puente de Taboada Nuevo, siendo hoy relativamente complicada su localización para quienes quieran visitarlo.
 
La única utilidad que conserva hoy es servir de paso a los peregrinos de la Vía de la Plata.
 
El puente, de sillería, se realizó con un único arco, de medio punto y notable altura, construido sobre dos peñas que estrechan el cauce del río hasta reducirlo a unos once metros. La clave del arco se sitúa a unos nueve metros sobre el nivel del agua. Una doble rampa de casi tres metros de ancho, hecha con losas de piedra, y un antepecho compuesto por dos hiladas de sillares del mismo material completan su diseño.
 
Su construcción, bien ejecutada, es muy austera. Los únicos detalles se observan en el citado antepecho, cuyos sillares, machihembrados unos con otros para dar más solidez a la obra, fueron rematados superiormente achaflanando sus aristas. En el centro del puente, el antepecho derecho ofrece un pequeño resalto a modo de mojón. En las entradas al puente, al inicio de ambas rampas, se realizaron en los pretiles, a ras de suelo, unos desaguaderos para evitar la acumulación de agua durante las lluvias.
Apoyo del puente en el margen izquierdo del rio. Las primeras líneas de sillares se adaptan a la roca de la que, previamente, se habían eliminado los puntos más irregulares para facilitar dicho  trabajo y lograr una base suficientemente estable. 
Puente Taboada lateral
Puente Taboada desaguadero
El arco del puente, visto desde el margen derecho del río. Los sillares del puente son regulares y están bien labrados, algo que manifiesta la importancia que tuvo la construcción en el camino que une Orense con Santiago.
Antes de cruzar el puente hay un pequeño vano con escalones  que facilita el acceso a un pequeño sendero que continúa brevemente por el margen derecho del río. El vano sirve como desaguadero en caso de lluvias intensas.
Puente Taboada rampa
Lateral del puente Taboada
Arranque del puente, yendo de Santiago a Orense. 
Otra imagen del puente tomada desde el margen derecho del río.
Rampa de salida del puente de Taboada
Zona central puente Taboada
Rampa del puente hacia el margen izquierdo del río. Las piedras que forman los antepechos se encajan mediante una unión machiembrada en vertical para darles mayor solidez 
Solado del puente, con losas de granito de mediano tamaño que forman dos rampas a cada lado del mismo con clave en el centro. El antepecho derecho cuenta con un pequeño resalto, un mojón central que marca la posición de una cruz labrada.
Pocos metros después de cruzar el puente, camino de Santiago, hay una inscripción realizada en caracteres latinos sobre la cara plana de una gran piedra, parcialmente perdida, que dice: “LaVORABERVNT isTA PONTE In ERA DCCCCL eT FVIT PERFECTA pRIDIE KL DS APIES” (Trad. Labraron este puente en era 950 y fue terminado el 31 de marzo). La era 950 se corresponde con el año 912, su fecha de construcción. 
 
El puente tiene, además, varias cruces grabadas que se pueden distinguir a simple vista en diferentes puntos, siendo la más visible la del mojón central, de unos veinte centímetros de altura. Como curiosidad, había grabado un reloj de sol en uno de los sillares del pretil perdidos en el hundimiento que sufrió el espacio de arranque del puente, viniendo de Lalín, hace unos años 
Inscripcion fundacional del puente de Taboada
Puente Taboada camino de salida
Inscripción fundacional del puente sobre una piedra próxima.
Cruzado el puente, el camino continúa asciende la pendiente del margen izquierdo y cuenta con una protección en su lateral.